sábado, 18 de marzo de 2017

REIR ES SALUDABLE

Un señor que tenía una gata, estaba harto de que le arañase todos los muebles de la casa y no sabía como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Después de unos días la gata regresó.
El señor se la volvió a llevar y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Desesperado, le preguntó a un amigo, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones:
- Cruza el monte, ve al río y crúzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
- ¿Cómo te fue?
- Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!
 

Se encuentran dos amigos y uno le dice a otro:
- ¿Qué tal el safari de leones?
- Muy ajetreado oye, te cuento:
- Iba por la sabana cuando de pronto camuflado entre los matorrales aparece un enorme león macho. Saco el rifle y disparo pero con el nerviosismo fallo el tiro, lo intento por segunda vez y se me encasquilla, decido soltar el rifle y salgo corriendo.
El otro le dice:
- Y el león ¿qué hacia?
- ¡Me seguía!
- Veo cerca un pequeño barranco me tiro por él y caigo a un río.
- ¿Y el león que hacía?
- ¡Me seguía!
- Veo un árbol inclinado y pienso me subiré por él.
- ¿Y el león que hacía?
- ¡Me seguía!
- Veo de lejos una choza me encamino a ella.
- ¿Y el león que hacía?
- ¡Coño! Te preocupas más del león que de mí.

Un entusiasta del tuning de automóviles estrena unos potentes frenos en su coche.
Deseoso de probarlos con alguien que alabe su eficacia encuentra a un amigo al que dice:
- Vente que te voy a enseñar los potentes frenos que he instalado en mi coche.
El amigo accede un poco expectante de la prueba.
Están en el campo dentro del coche, el conductor entusiasmado le dice al amigo:
- ¿Ves aquel papel en el suelo? Pues verás.
Acelera de manera vertiginosa y cuando está cerca del papel frena en seco a un palmo del mismo, a la vez que dice:
- ¿Asombroso? ¡eh!.
Seguidamente se encamina hacia un muro a toda velocidad, cuando casi se lo comían frena de nuevo bruscamente y se queda a centímetros de la pared.
- Espectacular ¿eh? ¡Pues verás ahora!
Acelera todo lo que el coche puede, van directos hacia un acantilado y cuando prácticamente solo ven el horizonte, frena violentamente, se quedan con las ruedas al borde del precipicio.
- ¿Qué te ha parecido?
- Vamos a volver donde estaba el papel.
- Te ha gustado ¿eh? Quieres repetir.
- ¡No, es que me he cagado!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada